Permalink

0

Cavitación y radiofrecuencia

Aunque muchos no estén de acuerdo, cavitación y radiofrecuencia no son técnicas contradictorias sino que se pueden complementar entre sí. Con la cavitación se consigue eliminar la grasa acumulada en zonas determinadas del cuerpo, mientras que con la radiofrecuencia el resultado es de una mayor firmeza.  Por esta razón la mayoría de las personas que se someten a un tratamiento de cavitacion posteriormente inician uno de radiofrecuencia, de esta manera la piel que ha perdido firmeza por la disminución del volumen se vuelve más tersa y los tejidos están más firmes.

También es cierto que muchas personas acceden directamente a un tratamiento de radiofrecuencia. Esta técnica consiste en calentar la piel y el tejido graso, de este modo se produce un buen drenaje linfático que favorece a la eliminación de líquidos y toxinas. Esta técnica es recomendada sobre todo a personas que quieren eliminar la celulitis de su cuerpo, uno de los problemas más demandados por las mujeres.

La razón por la que se consigue una mayor firmeza de la piel es porque el calor ayuda a una mejora en la circulación de la sangre, provocando un rejuvenecimiento de la piel donde se aplica. Además, tiene la propiedad de formar, tanto en la piel como en los tejidos interiores, una sustancia llamada colágeno, que tiene la facultad de conseguir una mayor firmeza.

cavitación y radiofrecuencia (maquina de radiofrecuencia)

maquina de radiofrecuencia

Si nos fijamos en la duración del tratamiento en las dos técnicas, son similares. Puede variar dependiendo de la persona y del área a tratar en ambos casos. Por lo general, las sesiones son de 30 minutos y el número de sesiones necesarias es de 8 a 10, realizando aproximadamente 2 por semana, ya que son tratamientos que tienen una gran tolerancia en el cuerpo del paciente, ya que no producen dolor y sus resultados son instantáneos.

En conclusión podemos decir que la radiofrecuencia es una nueva técnica que se puede utilizar bien como complemento a la cavitación (para conseguir una mayor firmeza de la piel) o como una técnica en sí, indicada en mayor medida para la eliminación de la celulitis, eliminando el exceso de grasa y aumentando el colágeno, que ayuda a la firmeza de los tejidos y la piel de la zona. En ambos casos hay una gran tolerancia por parte de los pacientes y se pueden aplicar en las partes del cuerpo donde hay grasa localizada, sin necesidad de padecer obesidad.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Required fields are marked *.